El motivador mensaje de un club de Santa Rosa

Deportes 17 de agosto de 2019 Por
El club Centenario de Julio, demuestra ser una indiscutible fuente de lazos comunitarios. Se trata de una institución que mantiene intacto, su sentido de pertenencia.
FB_IMG_1566066707605

Existen cientos de clubes que ofrecen constantemente actividades culturales, sociales y deportivas para todos los ciudadanos, en especial para los jóvenes. Esto implica que una importante cantidad de personas confluyen a ese tipo de instituciones en busca de contención y de actividades de bienestar social.

Los clubes han sido, históricamente (y lo son actualmente), espacios de encuentro y socialización. Se trata de entidades motivadas, principalmente, por la afinidad a actividades deportivas y a los vínculos sociales y culturales que nacen de las relaciones humanas.

Durante esta jornada, el Club Social y Deportivo Centenario de Julio, ubicado en la Villa Cabecera de Santa Rosa, demostró ser una indiscutible fuente de lazos comunitarios que forjan diariamente fuertes sentimientos de pertenencia a una comunidad, con un pequeño y alentador, pero contundente mensaje.

Desde su página oficial de Facebook expresaron:

"Desde hace años que venimos trabajando para lograr esto. Es un orgullo que todos los días recibamos a jóvenes nuevos que llegan a cobijarse en nuestra institución".

"Tratamos de fortalecer valores, educar desde el corazón y desde el deporte, para llevar una vida sana y activa... Gracias a todos los que nos eligen".

20190817_203245
Entidad centenaria

Este es un lugar que difícilmente sea reemplazado como espacio de integración social, de transmisión de valores y tradiciones comunitarias. 

Este club, sin dudas, es un lugar de contención, que aleja a mucha gente de los riesgos propios de la calle. Enseña y permite, principalmente al joven, a desarrollar los valores propios del deporte, los que se proyectan a lo largo de su vida social, más allá del incentivo propio que importa la realidad recreativa y competitiva.

Los jóvenes encuentran reglas de convivencia y sus vínculos se ven fortificados en cuanto deben compartir experiencias con compañeros, entrenadores, amigos y construyen un sentimiento de identidad y un valor de pertenencia que sólo un club puede aportarle.

Y en este caso, Centenario, lo demuestra cada día. 

Te puede interesar