Ley de talles: en Mendoza hay dudas acerca de quién controlará su aplicación

Provincia y Nacion 11 de junio de 2021 Por Diario diez (C.D)
El Gobierno nacional reglamentó la normativa que establece un sistema único normalizado para la indumentaria.
talla-grande-5d1e2d972717d_630_1140

El gobierno nacional reglamentó este miércoles la Ley de Talles, que establece un sistema único normalizado de identificación de talles de indumentaria en todo el país. La medida rige para quienes comercializan vestimenta nacional o importada, de manera presencial o por medios electrónicos.

Tras la medida, en Mendoza surgieron dudas acerca de quién ejercerá como órgano de control a su aplicación. Fue la propia directora de Defensa del Consumidor, Mónica Nofal, quien aseguró que "el viernes 18 de este mes, todos los directivos del área se reunirán con las autoridades nacionales para conocer ciertas especificaciones de la nueva ley".

"En la provincia ya existe una ley provincial, sancionada en el 2013, cuyo órgano de aplicación es la Dirección de Fiscalización y Control. Sin embargo, con la reglamentación nacional, el control estará a cargo de Defensa del Consumidor, incluso, de la Secretaría de Comercio. Por eso es necesario conocer un poco más sobre la aplicación de la norma y su alcance", expresó Nofal a El Sol.

Acerca de la ley

A más de un año y medio de su sanción en la Cámara de Diputados, el gobierno reglamentó la ley de Talles. La medida establece un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria que rige para quienes comercializan vestimenta nacional o importada, de manera presencial o por medios electrónicos.

Además, prevé el respeto de los talles para la venta de calzado y uniformes de trabajo, aunque excluye a algunos artículos, como las prendas de “alta costura” o “diseño de autor”, y las diseñadas a medida.

También quedaron excluidos accesorios, como corbatas, bufandas, pañuelos, medias, sombreros, guantes, entre otros, aunque también incluye los dedicados a la protección personal en tareas laborales.

“Será considerado acto discriminatorio cualquier práctica abusiva, vejatoria o estigmatizante referida al aspecto físico, género, orientación sexual, identidad de género u otra característica de las consumidoras y los consumidores”, indica la reglamentación.

Las medidas corporales estandarizadas se establecerán mediante un estudio antropométrico que estará a cargo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), dentro del plazo de 240 días.

La repercusión en Mendoza

Tras conocerse la noticia, en Mendoza fueron muchos los sectores que celebraron la reglamentación, aunque también se permitieron descreer de su aplicación al 100%.

"Es muy difícil pensar que todos los fabricantes y grandes industrias accederán a modificar su tabla de talles. Para ellos no es negocio y les implicará una inversión importante que no se si están en condiciones de hacerla", refirió la diseñadora local, Carolina Bureu.

Por su parte, Daniela Castañeda, dueña de una tienda de indumentaria, aseguró: "Cuando conocí la noticia la celebré mucho porque es muy importante para las personas saber realmente cuál es su talle. El tema de que se reglamente significa que muchas marcas realmente van a tener que vender talles reales, es decir, un jean 42 va a tener que ser 42, en eso consiste esta ley".

Además, la comerciante expresó que la aplicación y el control de la norma será clave. "Hay que ver si los fabricantes quieren adaptarse a la nueva tabla de talles. La gran disyuntiva estará dada entre lo que exige la ley y lo que el fabricante hace", explicó.

Nosotros trabajamos con un montón de marcas y, lamentablemente ninguna tiene la misma ley de talles, es decir, cada marca se guía por su propia tabla, creada por ellos mismos", agregó la empresaria.

La diseñadora, entre otros atuendos, realiza trajes de baño que van del talle 48 al 62 y aseguró: "Hay mujeres que realmente no conocen sus talles y se angustian por ello. Esta ley lo que hará es dar mayor autonomía y presencia a la diversidad de cuerpos".

Sobre la realidad que se vive en Mendoza, Bureu confesó que "si bien los diseñadores le ponen toda la onda para que se cumpla esa curva de talles, las grandes industrias no lo respetan y eso desmoraliza a las personas que tienen ganas de lucir prendas acorde a sus edades".

Por su parte, Castañeda manifestó que su target de clientas va desde los 10 hasta los 55 años y muchas de las que llegan al local se sorprenden no sólo por la variedad de talles sino también porque pueden lucir las prendas que siempre soñaron y que no encuentran en otros locales.

"Acá vienen madres con hijas adolescentes y ambas se llevan algo puesto. Entran con mucha tristeza porque nunca encuentran nada que las haga lucir lindas y salen del probador felices. Realmente es satisfactorio ver eso en mis clientas y lo digo con conocimiento de causa ya que siempre lidié con los talles", dijo Daniela.

🔴PROMOCIÓN DE ETIQUETAS AUTOADHESIVAS PARA EMPRENDEDORES Y COMERCIANTES🔴 💥ETIQUETAS PARA PRODUCTOS:...

Publicado por Tenaza Servicio Gráfico en Viernes, 19 de marzo de 2021

Te puede interesar