El judicial detenido y que trabajaba en la Fiscalía de Santa Rosa les dio a las nenas alcohol, cocaína y marihuana

Policiales 31 de enero de 2018 Por
Lucas Fernández (30), detenido por abuso sexual, está cada vez más complicado. El fiscal de la Cámara de San Martín Oscar Sívori informó que finalmente el imputado pidió declarar este miércoles.
violacion-574x382
La situación de Fernandez - Es cada vez más compleja

Los estudios médicos a las nenas de 12 años, que fueron encontradas en el Carrizal con un hombre de 30 años en el interior de un auto, un Nissan Tiida gris, comprobaron que ambas estaban drogadas con marihuana y cocaína. Una de ellas, además está enferma de sífilis. Dio positivo en un análisis y ahora la Justicia abrirá una nueva causa para investigar abusos de larga data. Se trata de la nena que no fue abusada por Fernández, sino la amiga, quien la acompañaba.

image5a713a094bb70

Las pruebas encontradas determinaron que a ambas les suministraron cocaína, marihuana y alcohol. Los resultados realizados ya los tiene en sus manos la fiscal Valeria Bottini, encargada de la investigación. Por lo tanto, la Justicia provincial remitirá estas pericias a la Justicia Federal para que Fernández y Matías - el hombre que lo acompañaba pero que no participó del abuso - sean investigados por el delito de suministro de estupefacientes a menores.

Luego de la imputación, Fernández optó por no declarar. Sin embargo, el fiscal de la Cámara de San Martín, Oscar Sívori informó que finalmente el imputado lo hará éste miércoles. 

En el departamento de Fernández se encontraron algunos elementos como vasos con restos de alcohol y marcas del lápiz labial, un par de 'tucas' de marihuana y algo que aún no se ha analizado: unos CD y un celular que estaban en un cesto de basura y que en breve peritará Delitos Tecnológicos. No se descarta además que puedan existir fotos o videos. 

Los investigadores, estiman que el consumo de drogas podría haber sido importante, al punto que en un momento de la madrugada fueron a comprar cocaína y pagaron con un celular y un par de zapatillas.

Por otra parte, según las pericias realizadas por el Cuerpo Médico Forense, las dos menores presentan rotura de himen de larga data.

Si bien se espera que Fernández trate de despegarse del asunto apelando a que creía que las niñas eran mayores de 18, el recurso no tendrá ningún valor. 

Primero porque cualquier tipo de relación con una niña menor de 13 años es siempre un abuso sexual agravado y, segundo, porque las niñas presentan una contextura física propia de su edad: usan ropas talle 10 y 12. Incluso la que fue abusada mide 1,47 metro de altura y pesa sólo 37 kilos.

Fernández fue detenido el jueves pasado, cuando estaba con las dos niñas  dentro de su auto, en El Carrizal. Está acusado de abuso sexual con acceso carnal, delito que tiene penas que van de los 6 a los 15 años de prisión.

Te puede interesar