Las hijas de Maradona sospechan que el médico es responsable de su muerte

Provincia y Nacion 30 de noviembre de 2020 Por Diario Diez (M)
La justicia busca determinar si hubo negligencia por parte de Luque en el tratamiento a Diego, quien murió sin tener cerca un médico ni una ambulancia con desfibrilador. Sólo contaba con una enfermera que ni siquiera lo había revisado.
1606656946_096583_1606657094_noticia_normal_recorte1

El médico Leopoldo Luque fue notificado en el marco de la causa en la que se investigan las circunstancias de la muerte de Diego Armando Maradona, en tanto los pesquisas allanaron su casa en el conurbano bonaerense y su consultorio porteño en busca de elementos de interés para el expediente. A pesar de todo, el neurocirujano aún no está imputado y tampoco se le pidió su detención ni fue convocado a prestar declaración indagatoria. 

¿Qué busca la Justicia?

Busca determinar si hubo negligencia por parte de Luque en el tratamiento a Maradona, quien murió el pasado 25 de noviembre sin tener cerca un médico ni una ambulancia con desfibrilador. Sólo contaba con una enfermera que ni siquiera lo había revisado la mañana de su fallecimiento.

La enfermera, fue identificada como Dahiana Gisela Madrid (36), que reconoció que la obligaron escribir para la empresa donde trabajaba un reporte falso, en el que consta que esa mañana lo había intentado controlar a Maradona, cuando lo cierto es que lo dejó descansar.

Qué dijeron Dalma, Gianinna y Jana

Luego de las declaraciones testimoniales que brindaron este fin de semana Dalma, Giannina y Jana, las tres hijas de Maradona, la fiscal de Benavídez Laura Capra, comenzó a investigar un homicidio culposo en torno a una impericia o una negligencia médica.

Cerca de las tres de la madrugada de este domingo terminaron de declarar las tres hijas de Maradona, quienes le atribuyen a Luque la responsabilidad de haber firmado el alta médica de la Clínica Olivos el 11 de noviembre, donde el doctor lo operó ocho días antes por un hematoma subdural.

Recién el sábado "empezaron a pensar que su papá no murió por causas naturales como se dijo y ahora quieren saber la verdad de lo que pasó", señalaron.

Las dudas de la familia Maradona

Aunque Maradona era un paciente de riesgo, no fue atendido como tal ni tampoco se cumplieron las pautas de una internación domiciliaria, como se había estipulado cuando le dieron el alta.

El médico Alfredo Cahe, quien durante 33 años estuvo al lado de Maradona, ya había criticado el tratamiento que le dieron luego de la operación por la hemorragia en la superficie cerebral. "No fue lógico que le dieran el alta, debería haber quedado internado en un lugar con la infraestructura adecuada", advirtió.

La defensa de Luque

Luque comentó: “Están buscando un culpable, no se entiende qué están haciendo”. “Sé lo que hice y cómo lo hice. Tengo todo para mostrar. Estoy absolutamente seguro de que hice lo mejor que se podía hacer con Diego”, agregó.

“Yo no era supervisor de una supuesta internación domiciliaria. ¿Cómo le vas a clavar una internación domiciliaria a un tipo que no quiere ni a un acompañante terapéutico? No sé de quién es la responsabilidad. Yo no lo manejaba. Diego era un paciente en condiciones de alta. Soy responsable de extenderle la vida y mejorarle la vida hasta lo último”, aseguró el médico.

En tanto a su abogado, Julio Rivas, este lunes respondió: “Era amigo de Maradona, circunstancialmente era médico y Diego confió en él. Él no dirigía el tratamiento médico de Maradona. Eso quedó claro. Él lo llevó, lo internó, se hizo una operación y punto. Maradona era una persona consciente que decidía lo que hacía y lo que quería hacer”. 

Ante la consulta de por qué los asistentes del ex jugador lo citaron a él cuando se descompuso, Rivas expresó: “Le avisaron a Luque que estaba mal. Punto. Porque era un médico y la gente de seguridad lo llamó. Las enfermeras reportaban a Swiss Medical, no a Luque. No es jefe de ningún equipo”.

Declaración espontánea

Este lunes, cerca de las 7 de la mañana, Luque salió de su casa en dirección a la fiscalía general de San Isidro para brindar una declaración espontánea. 

Luque salió en silencio en un auto acompañado por su abogado, quien remarcó que a pesar de que aún no fueron notificados formalmente ni tuvieron acceso al expediente, se van a presentar voluntariamente a declarar.

La decisión surge luego de que este domingo a la mañana medio centenar de investigadores allanaron el domicilio particular y la clínica de Luque. Los operativos fueron ordenados por el juez de Garantías de San Isidro, Orlando Díaz, y concretados de manera sorpresiva ante el temor de que algún material de importancia para la Justicia fuera descartado.

Se secuestraron elementos informáticos y la historia clínica de Maradona que llevaba el neurocirujano.

Te puede interesar