Suárez deroga la Resolución 778 para habilitar el vertido de contaminantes en cauces y acuíferos

Sociales 11 de septiembre de 2020 Por Diario Diez (B)
Rodolfo Suárez y Sergio Marinelli, superintendente del Departamento General de Irrigación crean la figura de “Agente Contaminante” parta que se vuelve acción legal y permitida el vertido de efluentes industriales contaminantes a los cauces y acuíferos mendocinos.
conta18

El Gobierno de Provincial metió una reforma bisagraen Mendoza, funcional a la mega-minería contaminante y a las malas prácticas del resto de la industria sin levantar demasiado repudio público. La Resolución 778 es una resolución hermana de la tan preciada 7722. Por Asamblea de Las Heras por el Agua Pura para ANRed.

Rodolfo Suárez  deroga la RES. 778/96, de la mano del superintendente de Irrigación, Marinelli, junto a la escribanía que funciona en lugar de la Legislatura, modificando la norma que impedía el vertido de contaminantes de efluentes industriales en cauces y acuíferos mendocinos.

En medio de una pandemia, crisis hídrica y tras una histórica pueblada en diciembre de 2019 que envió a los basurales de la historia la ley cianuro y restituyó nuestra ley Guardiana del Agua, 7722, el gobierno de Suárez, mediante el Departamento General de Irrigación (DGI) comandado por el superintendente Sergio Marinelli, escribe la nueva resolución 52/2020 creando la figura de “Agente Contaminante”.

Es decir que contaminar ahora es una acción legal y está permitida, siempre y cuando se esté inscripto en el registro del Departamento General de Irrigación. La res. 778/96 reglamentaba los criterios de los efluentes que podían volcarse sin ser contaminantes y las sanciones a aplicar a las empresas que la violaran. Sin embargo por las Res. 51 y 52/20 del DGI modifica esta fundamental normativa ambiental.Con ellas, se establecen criterios laxos, permisivos, que relajan gravemente la protección de nuestros cauces y acuíferos.-incorpora la figura del “agente contaminante”, dando legalidad y autorización para contaminar a los que se inscriban en el registro específico del DGI. -incorpora dos privilegios nuevos que en la 778/96DGI, estaban expresamente prohibidos: la DILUCIÓN y la INFILTRACIÓN. A través de la dilución se reduce la concentración de lo vertido en los efluentes, en “agua viva”, potable y cruda. No en aguas residuales. Por el Art. 13 se lo permite para usos productivos, procurando disminuir el uso de aguas vivas. Insólito, se apuesta a la buena voluntad y buena fe de los que la ocupan para usos productivos. 

En cuanto a la infiltración, es el procedimiento por el cual se inyecta directamente al suelo, el agua de desecho, con lo cual corren peligro los acuíferos subterráneos y napas menos profundas (de las cuales se sirven mucho mendocinos, incluso para agua de consumo). Pero en el Art. 5 se las prohíbe a los no inscriptos en el registro. 

La 7722, es la principal Ley guardiana del agua, que protege a todos de la mega-minería metalífera con sustancias contaminantes, y la Res. 778/96 DGI, lo hacía, de la contaminación de los efluentes industriales. Ley y resolución hermanas.

Te puede interesar