Protestas por las diferencias salariales en la policía bonaerense

Sociales 10 de septiembre de 2020 Por Diario Diez (B)
Las protestas que en diferentes lugares del conurbano y del interior bonaerense realizan los policías provinciales tiene como foco central del reclamo a un aumento salarial.
miembros-de-la-policia-bonaerense-durante-una-protesta-en-las-puertas-de-la-quinta-de-olivos-1014012

La protesta ya se ha extendido a varias provincias del país y tiene como principal reclamo el aumento salarial. Aseguran los uniformados que el sueldo básico de un agente de calle apenas supera los $30.000 y que deben sumar varias horas de trabajo adicional para mejorar sus salarios.

Además la presencia de efectivos armados de la Policía Bonaerense en la entrada de la Quinta de Olivos despertó el repudio de casi todo el arco político y social.

“No es ético aprovechar la pandemia para profundizar las crisis. El gobierno nacional no se va a hacer el distraído. Los problemas se resuelven hablando frontalmente y con sensatez”, planteó el jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

Entre los reclamos de los efectivos bonaerenses figura la equiparación con los haberes que perciben sus colegas de la Policía de la Ciudad, donde un agente cobra $ 60.000 y cuenta con el servicio de salud de una prepaga.

reclamo-policia-bonaerense
En la Policía Federal, los agentes cobran un sueldo básico de $ 39.000 que con suplementos puede llegar a $ 45.000. Aunque esos adicionales no se suman en el momento de hacer el promedio para determinar el sueldo cuando un policía se retira. Esta situación provoca nuevos juicios que el Estado siempre pierde.

En este tiempo de cuarentena los agentes bonaerenses vieron, además, disminuidos sus ingresos de bolsillo por la falta de los servicios adicionales que realizaba en sus días francos. En general se trata de custodias de eventos masivos, que están prohibidos desde marzo pasado. A eso se le suma el escaso valor que tienen las horas extras, tipificadas como Compensación de Recargo de Servicio -conocidas como horas Cores- que agrega a cada agente $ 40 por hora adicional. Muchos de los policías que protestaron ayer señalaron que su jornada laboral es de 16 horas, ya que el doble turno implica llevar algo más de dinero a la casa.

Uno de los problemas más grave que encuentra la administración bonaerense para solucionar el conflicto de fondo tiene que ver con la magnitud de la fuerza provincial de seguridad. Sus 90.000 efectivos solo son equiparables con la totalidad de integrantes de las cuatro fuerzas federales. Hasta 2007 la policía bonaerense contaba con 45.000 agentes, pero desde entonces duplicó su dotación y quedaron fuera de balance las cuentas.

Es que el 90% del presupuesto de seguridad bonaerense está dirigido al pago de salarios, por lo que los funcionarios no tienen allí margen para aumentar los sueldos con recursos propios.

Te puede interesar