El Gobierno de Mendoza busca alternativas para evitar un cierre total

Provincia y Nacion 31 de agosto de 2020 Por Diario Diez (B)
El Gobierno y el sector privado buscan que el retroceso de actividades permitidas tengan menos impacto. Quieren restaurantes al aire libre. Reclamo de clubes.
5e91d55a0f62a

Mendoza agregará restricciones para bajar la circulación de personas y tratar de bajar los contagios de coronavirus. La decisión la tomó el gobernador Rodolfo Suarez por el aumento de casos y también por presión de la Nación. Pero la intención es, aseguran, cerrar lo menos posible en el marco de la emergencia. 

Uno de los sectores más afectados por las nuevas restricciones será el gastronómico. Ya se anunció que no se permitirían los restaurantes y bares. Justamente, junto con el turismo, era una de las actividades más afectadas cuando se declaró la cuarentena estricta. 

Pero ahora analizan una alternativa para que el cierre no sea completo: que los bares y restaurantes puedan abrir solo con sus mesas afuera; es decir en la vereda o jardines. Esa posibilidad se abrió en base al anuncio del presidente Alberto Fernández, donde dijo que se permitirían las reuniones de hasta 10 personas al aire libre. En el Gobierno tomaron esa chance y ayer los empresarios del sector gastronómico hicieron oficial el pedido.

La idea sería que puedan mantener los locales abiertos, con el límite de 6 personas por mesa y con capacidad total restringida. 

Todo indica que Mendoza seguirá en la fase de "distanciamiento social" y que las restricciones las impondrá el Gobernador y no el Presidente. Pero hay quienes desconfían porque la relación no es buena. 

También hay algunas dudas sobre el alcance de otros retrocesos, como ocurrirá con los deportes. En principio, se anunció que clubes y gimnasios deberán cerrar. Pero que seguirán permitidos los deportes al aire libre e individuales. Correr, caminar y andar en bicicleta, con distanciamiento y medidas de precaución se podrán seguir haciendo. Aún no está claro si con el límite de 5 kilómetros o con el formato restringido de los 500 metros. La intención de Suarez es hacerlo lo más laxo posible.

Se suma, en ese esquema, el reclamo de los clubes. Es que debieron adaptar sus instalaciones a los protocolos y también los sistemas de gestión. Y ahora amenazan con volver a cerrarlos. 

Mientras que el comercio seguirá de la misma manera, con las restricciones por DNI. 

Te puede interesar