El presidente mantiene a Mendoza en fase de distanciamiento y habilita reuniones sociales al aire libre

Provincia y Nacion 31 de agosto de 2020 Por Diario Diez (B)
El Presidente Alberto Fernández extendió las restricciones por la pandemia hasta el 20 de septiembre en el país. Todavía resta que el gobernador Rodolfo Suárez defina las medidas a aplicar en la provincia.
5e98affa798a2_1004x565

El presidente Alberto Fernández firmó el nuevo decreto 714/2020 que extiende las restricciones sanitarias por la pandemia de Covid-19 en todo el país hasta el 20 de septiembre. Finalmente, el jefe de Estado decidió mantener a Mendoza en fase de distanciamiento social, preventivo y obligatorio (Dispo), junto a provincias como Córdoba y Santa Fe, entre otras, que también habían experimentado un aumento de casos en los últimos días.

Entre las consideraciones, Fernández destacó que Mendoza “continúa con transmisión comunitaria y aumento exponencial de casos, principalmente en la región metropolitana de Mendoza y Gran Mendoza, pero con registro de casos y brotes en múltiples departamentos de la provincia”.

De acuerdo a lo dispuesto por Nación, Mendoza, junto a Santa Fe, Tucumán, Chubut y Córdoba, “presenta un sistema de salud, que, a juicio de sus autoridades, tiene capacidad de dar respuesta al aumento de casos, tanto en lo que hace al diagnóstico como también con relación a la atención sanitaria y control de contactos”.

“Según afirman las autoridades en estas zonas se presenta, además, un sistema intensificado de búsqueda de casos por medio de unidades centinelas que sensibiliza la detección de posibles casos nuevos de Covid-19 (... ) Se ha determinado (...) que las provincias de Mendoza, Córdoba, Tucumán, Chubut y Santa Fe puedan mantenerse en el marco de las medidas de distanciamiento social, preventivo y obligatorio, debiéndose redoblar los esfuerzos en estas jurisdicciones para evitar la expansión de los contagios”, se añade en el DNU.

Además, en el artículo 26°, Fernández autorizó solamente “las reuniones sociales de hasta 10 personas en espacios públicos o de acceso público al aire libre, siempre que las personas mantengan entre ellas una distancia mínima de dos metros, utilicen tapabocas y se dé estricto cumplimiento a los protocolos de actividades y a las recomendaciones e instrucciones de las autoridades sanitarias provinciales, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y nacional”.

“Las autoridades locales dictarán las correspondientes normas reglamentarias y, en atención a las condiciones epidemiológicas y a la evaluación de riesgo en los distintos departamentos o partidos de la jurisdicción a su cargo, podrán incluso determinar uno o algunos días para ejercer este derecho, limitar su duración, establecer los lugares habilitados para ello y, eventualmente, suspenderlo con el fin de proteger la salud pública”, se aclara en referencia a la particularidad de cada zona y la decisión que tome cada mandatario provincial.

Con este nuevo marco, la última palabra la tendrá el gobernador Rodolfo Suárez, quien en las próximas horas informará sobre las nuevas medidas a adoptar desde el martes 1° de septiembre, cuando entrará en vigencia otro decreto provincial con las restricciones propias a aplicar en Mendoza.

Tal como anticipó el viernes pasado, y de acuerdo a las fuentes consultadas, la intención es reducir la circulación de las personas en el Gran Mendoza, principal foco de contagios de Covid-19. En ese sentido, cerrarían restaurantes, cafés, gimnasios, clubes, iglesias y se prohibiría el turismo interno, aunque sin retroceder de fase.

Las salidas continuarán realizándose como de costumbre, por el día asignado según la terminación de DNI.

Te puede interesar