¿Moda o lucha contra la desigualdad?

Cultura 06 de julio de 2020 Por Diario Diez (B)
El lenguaje inclusivo es una lucha que persigue el feminismo y el colectivo LGBTQI para clausurar el lenguaje que conocemos. Las nuevas generaciones ya lo están usando.
todes

El lenguaje inclusivo nació como una manera de no excluir a nadie.  Se considera que existe sexismo en el lenguaje cuando devalúa a los miembros de un cierto género. Las lingüistas feministas han señalado que el lenguaje sexista, en muchos casos, promueve la superioridad masculina.

En un principio se sustituía  (-o, -a) por una x o @. Por Ejemplo: [email protected]/Todxs. Pero tiempo después apareció la letra "e" para dicha sustitución. La "e" se usa en adjetivos, artículos y pronombres. 

Algunos enfoques consideran que el sexismo en el lenguaje afecta la conciencia, las percepciones de la realidad, la codificación y la transmisión de los significados culturales y la socialización, según una postura determinista del lenguaje.

Muchos grupos han pedido que se haga una reforma lingüística para eliminar estos usos de las diferentes lenguas, ya sea que provengan de las instituciones que rigen el idioma (como la Real Academia Española) o de los mismos individuos. 

En castellano, el masculino plural sirve para integrar al masculino y al femenino. Cuando nosotros decimos "los médicos", para la lengua castellana, ahí adentro están todos. La "e" fue a discutir esa "o", la "o" del masculino plural. Porque todos no se sentían representados. Aquellos que defienden esta postura, dicen que la "e" no es un cambio lingüístico, sino que pretende provocar un efecto. 

La Real Academia Española (RAE), máxima institución en nuestra lengua, rechazó esta propuesta. Afirma que es "innecesario" el uso de la "e" en vez de la "o" para incluir a hombres y mujeres en los plurales, y que la "e" no forma parte de la morfología española. "No hay que confundir gramática con machismo", sentenció. 

Pero hace algunos meses, la RAE relajó su postura y tampoco se cerró completamente a incorporarlo. El Director Santiago Muñoz Machado, expresó: "Si el uso se consolida y se vuelve habitual, la institución lo podría incorporar". 

Por otro lado, los lingüistas piensan que la distinción de género entre masculino y femenino es muy común en español, pero si vemos las diferentes lenguas, se puede ver como en inglés está el uso del pronombre "They" como neutro, singular, para ser más inclusivo. También vemos el caso del sueco, que ha incluido en los años 60 el uso del pronombre "hen" para no referirse a él o a ella, ambos. Hay también otros casos, otras lenguas como el turco que no tiene distinción de género.

Si bien fueron los jóvenes quienes empezaron a usar la "e", ya son varios los organismos públicos que están empleándolo. Incluso el presidente Alberto Fernández cuando saluda dice "Hola a todes". 

Te puede interesar