Coronavirus. Un chofer, un festejo ilegal y nuevos contagios: el caso que pone en alerta a Mendoza

Provincia y Nacion 01 de junio de 2020 Por Diario Diez (B)
El contagio de coronavirus de tres integrantes de una familia mendocina, que podría haber provocado un familiar que trabaja como transportista, puso en alerta a la provincia.
3269039w1033

En medio de las flexibilizaciones por la cuarentena que contemplan reuniones familiares y hasta la apertura de bares y restaurantes. Ahora, las autoridades sanitarias locales investigan una posible infección masiva, ya que el chofer de camiones, que viaja asiduamente a Buenos Aires, pudo haber sido el "transmisor cero" de la enfermedad a allegados que participaron de un festejo ilegal. Además, días atrás el conductor realizó mudanzas dentro de Mendoza. Frente a este panorama, este sábado el gobernador, Rodolfo Suárez, firmó un decreto para extremar los controles en el "transporte de mercaderías que ingresa, egresa o transita por la provincia".

Como consecuencia de los tres contagios se aislaron seis domicilios del barrio Espejo de la comuna de Las Heras, donde se evaluó a 39 personas: 16 quedaron internadas con síntomas vinculados al Covid-19 y 13 se encuentran bajo estudio. Aún resta que lleguen los resultados de los hisopados. La celebración en la que participó la familia contagiada se realizó el martes pasado, por fuera de los días permitidos para las "reuniones familiares". Sólo están autorizadas los sábados, domingos y feriados hasta las 23 y con un máximo de diez participantes.

El llamativo caso del triple contagio, que se conoció a última hora del viernes, ingresó al sistema sanitario cuando una profesional del Centro de Salud 18 de Las Heras activó el protocolo luego de la consulta de una madre con su bebé de 11 meses, que reportaba síntomas compatibles con Covid-19. La mujer también indicó que había sentido malestar en los últimos días. Finalmente, se decidió internar a cinco integrantes de la familia que vive en el barrio Espejo. Para Covid-19, dieron positivo la mujer, su marido y un niño de 3 años.

"Ampliando y profundizando el interrogatorio surge que estas personas son familiares y tienen contacto estrecho con un señor de profesión transportista que en este momento se encuentra volviendo a la provincia de Mendoza", contó, el sábado, la ministra de Salud provincial, Ana María Nadal. Al final de la jornada se esperaba el regreso del chofer desde Buenos Aires que, una vez en el Arco de Desaguadero, en el límite con San Luis, ingresaría a Mendoza "encapsulado", bajo custodia policial, para ser internado en un hospital público.

 
"A partir de los casos y los contactos que ha tenido esta familia, ha resultado imprescindible bloquear seis domicilios donde viven un total de 39 personas. En este momento los seis domicilios bloqueados con las 39 personas abordadas han derivado en 16 internaciones", indicaron las autoridades sanitarias.

 
El Ministerio de Salud, efectuó desinfecciones en la zona. "Quedan 13 personas que se evaluarán durante las próximas horas y ninguna está en una situación grave. Todos están con sintomatología leve, sin complicaciones ni gravedad", informaron las fuentes, al tiempo que indicaron que en este caso puntual los nexos epidemiológicos por ahora "están bajo control".

El caso de la familia infectada, que se encuentra internada en el Hospital Diego Paroissien de la comuna de Maipú, sorprendió a la provincia del oeste argentino la noche del viernes cuando ya se había informado que se cumplían ocho días sin pacientes positivos de Covid-19. Antes de la medianoche, llegó el anuncio de que se cortaba la racha. Así, en medio de las flexibilizaciones y aperturas en cuarentena sobre "juntadas familiares", bares y restaurantes, Mendoza empezó a preocuparse nuevamente, lo que motivó las medidas que decidió finalmente tomar el gobernador para mantener bajo mayor vigilancia los movimientos de los transportistas.

Te puede interesar