Las tareas de la escuela se envían por WhatsApp

Provincia y Nacion 18 de marzo de 2020 Por Diario Diez
Se trata de las "Clases virtuales”, a las que dicen cuesta todavía adaptarse. Las transferencias de materiales y trabajos se ha convertido en todo un proceso de adaptación.
deber-ok--644x362
Los padres deben vigilar y hacer un seguimiento de los deberes, pero nunca hacer ellos mismos la tarea

Luego de la suspensión de las clases presenciales hasta el 31 de marzo las escuelas comenzaron a enviar materiales de trabajo y tareas, por WhatsApp, por su fácil acceso e intercambio. 

En general, el nivel inicial y primario han apelado a esta aplicación para comunicaciones, transferencia de materiales, trabajos y consignas. El nivel medio se ha encontrado mejor parado para incorporar otros recursos ya que en muchos casos los colegios usaban alguna plataforma donde se vinculan alumnos y docentes.

Los más chicos
En el nivel inicial y primario se mantiene un contacto fluido con los padres para llegar a los chicos. Usualmente se ha apelado a un padre referente del curso al que se envía la información por WhatsApp y este la retransmite al resto.

El nivel secundario
Para muchos colegios secundarios la comunicación virtual es una realidad habitual y ya usan plataformas, se informo en Diario Los Andes. 

Lo que ha hecho la mayoría es pasar enlaces y otros materiales y pedir trabajos con fecha de entrega. Algunos colegios harán el intercambio por correo electrónico.

Al cierre de esta edición, la DGE habilitó en www.mendoza.edu.ar la “Escuela Digital Mendoza”. Allí habrá actividades obligatorias por nivel para estudiantes de todo el sistema, estatal o privado.

Gran parte de las escuelas han tomado la decisión de que el trabajo se realice desde las casas, a tono con las medidas de prevención del contagio de coronavirus. 

Los alimentos
Parte de las tareas a cubrir es la entrega de raciones alimentarias que sectores vulnerables reciben en las instituciones. La entrega es uno de los grandes desafíos ya que si bien los proveedores las están entregando, pocos padres se acercan a retirarlas. La entrega a domicilio requeriría de una logística difícil de implementar.

Por otra parte, se plantea la disyuntiva de que la entrega de las raciones también implicará contacto permanente y que las que no se retiran se echan a perder. Por eso algunos proveedores han pensado en enviar productos secos como vainillas y turrones que tengan más “sobrevida”.

Te puede interesar