Mendoza: Denuncian que cedieron agua de ríos para fracking

Provincia y Nacion 22 de febrero de 2020 Por Diario Diez
El ex jefe de Gabinete de la Secretaría Ambiental, Eduardo Sosa,  en el gobierno de Alfredo Cornejo, publicó en las redes sociales, documentos que aparentemente le cedieron permiso para tomar agua del rio a Vila-Manzano

El ex jefe de Gabinete de la Secretaría Ambiental, Eduardo Sosa,  en el gobierno de Alfredo Cornejo, que renunció a fines de 2017, publicó en las redes sociales, documentos que dan cuenta que Irrigación le otorgó a Vila-Manzano permisos para utilizar agua del arroyo El Álamo, en puesto Rojas, Malargüe, a razón de 18.642 metros cúbicos pagando un canon de $20 por cada metro cúbico de agua utilizada.

En el informe que acompaña  fotopias que muestra como  pruebas de su denuncia pública indica” Hemos visto y escuchado al Superintendente General de Irrigación por distintos medios de comunicación afirmar que el fracking no utiliza agua dulce, por ende que Irrigación no le entrega agua a esta actividad y que las petroleras utilizan “agua de formación”, que en términos básicos es el agua que viene junto con el petróleo cuando es extraído, y que luego es separada ya que constituye un efluente de carácter industrial por demás peligroso”.

“Las siguientes imágenes corresponden a un Informe presentado por la Petrolera El Trébol solicitando al DGI agua (poco mas de 18 millones de litros) para la fractura hidráulica de un conjunto de pozos. La “autoridad del Agua” le permite sacar este volumen de un arroyo que se vincula con la Laguna de Llancanelo, por estos días viviendo una de sus mayores crisis de escasez de agua, y le cobra a razón de $ 20.- el metro cubico de agua, o si lo prefieren, 2 centavos el litro de agua pura que baja de la cordillera”. 

“Las imágenes muestran también los volúmenes de agua necesarios para la fractura, la resolución 04/18 autorizando el uso del agua del arroyo y el boleto de pago de la petrolera, y ahí me detengo porque hice un pequeño descubrimiento: el boleto de adquisición de agua es de $ 61.800.- cuando debería pagar $ 372.840.-; advirtiendo la diferencia, observo que en realidad se trata de otro proyecto de fractura hidráulica por el que la empresa pagó ese valor por 6.000 m3 o 6 millones de litros, a razón de 1 centavo el litro…!!! Recuerden que seguimos hablando de agua de un arroyo que baja de la montaña, apta para el consumo humano y quizá mejor que muchas de las aguas embotelladas. Es decir, la empresa adjunta otro boleto de pago, total sabe que nadie se dará cuenta del error, y quizá ni siquiera haya pagado el agua que consume, agua de todos los mendocinos”.

“Además otra perlita, la Resolución 249/18 obliga al solicitante a demostrar que dentro del yacimiento no posee la suficiente agua de formación antes de pedir el agua a Irrigación, cosa que no figura en el expediente, aun así se la otorgaron”.

Finalmente plantea, “En síntesis, los funcionarios de cargo político de Irrigación nos mienten y deberían renunciar, previa denuncia penal por abuso de autoridad y falsedad ideológica”.informe2

informe3


Fuente: díadelsur.com

Te puede interesar