Santa Rosa recibió a la Virgen de la Carrodilla. La imagen fue acercada por el Intendente de Junín, Mario Abed

Departamentales 09 de diciembre de 2017 Por
Un gesto para destacar fue el que tuvo el Jefe Comunal de Junín, quién en un acto de hermandad entre los departamentos vecinos, arribó a Santa Rosa, con la santa imagen


Un grupo de feligreses, acompañaron a los sacerdotes, Marcelo Castro y Luis Scaccabarozzi  para recibir a la Virgen de la Carrodilla, Patrona de los Viñedos, que llegó transportada hasta la Parroquia Santa Rosa de Lima, por el Intendente de Junín, Mario Abed. La cordialidad fue recíproca entre los vecinos de la zona y el jefe comunal del Este que arribó al departamento para acompañar éste momento tan especial para la comunidad.

Ayer, en la misa que se realizó en la Capilla María Auxiliadora en Catitas Viejas, trasladamos a la Virgen. La gente había llevado tierra de sus fincas y el padre le hizo una bendición especial, para que luego los vecinos pudieran esparcirlas nuevamente. La Virgen de la Carrodilla protegerá a nuestros productores y a las familias de Santa Rosa”, comentó una vecina a Diario Diez.

La imagen fue adquirida por la Municipalidad de Junín y la Parroquia de ese departamento con el fin de obsequiarla a toda la comunidad, y en un gesto de hermandad y amor fraternal, Mario Abed, personalmente llegó hasta Santa Rosa, para compartir con la comunidad éste encuentro.24862123_142366843204700_7576391766571381480_n

Virgen de la Carrodilla, patrona de los viñedos, Esperanza de los hijos que han nacido junto al cerro. Los que han hundido el arado y han cultivado su suelo, Te piden que los ampares, patrona de los viñedos…

El culto a la virgen de la Carrodilla tiene sus orígenes en Aragón, en un pueblo de la provincia de Huesca llamado Estadilla, donde tiene más de 700 años de historia y un santuario en la sierra que lleva el nombre de la virgen. A finales del siglo XVIII, dicho culto se extendió a Mendoza (Argentina) de manos de un emigrante aragonés llamado Antonio Solanilla. Allí la virgen se convirtió pronto en patrona de los viñedos mendocinos. Venerada en ambos pueblos, esta virgen aragonesa tiene en Mendoza una relevancia especial siendo el centro de las Fiestas de la Vendimia de gran difusión nacional.

Te puede interesar