La mejor defensa, el "escrache"

Policiales 07 de febrero de 2018 Por
El auxiliar judicial de Santa Rosa acusado de abusar de una niña de 12 años, decidió pasar de la pasividad al ataque. Asegura que fue engañado por la nena y apunta a las fotos de su Facebook.
El-abuso-sexual-en-El-Salvador-es-delito-imprescriptible.-Archivo

Lucas Fernández está complicado. Luego de haber sido encontrado in fraganti abusando de una niña de 12 años en Rivadavia, el auxiliar judicial santarrosino ha decidido apelar a toda estrategia a su alcance.

Hasta ahora, se había limitado a negar los hechos, una jugada de manual. “Lucas no tuvo relaciones con ninguna de las chicas”, sostuvo su propio abogado, Juan Roselló.

Sin embargo, en las últimas horas Fernández decidió subir la apuesta y acusó a la propia abusada, la nena de 12 años, de haberlo timado. “Fue víctima de un engaño”, dijo su letrado al respecto.

Con una mano en el corazón, ¿puede alguien de 30 años, que trabaja en la Justicia, ser burlado por dos nenas que recién pasaron a 7º grado?

La realidad es que Fernández está imputado justamente porque una de las niñas dijo que estaba teniendo sexo con él, testimonio que se suma al de la otra nena, que dijo textual en la justicia: “Mi amiga me contó que se la puso”.

A ello se suman otras evidencias, concluyentes, como el testimonio del policía que descubrió a Fernández con los pantalones bajos y arriba de la niña.

Como se dijo, el auxiliar judicial ha decidido avanzar en una polémica estrategia judicial, en la cual ha demostrado que no vacilará en utilizar los recursos que le sean necesarios para zafar de la situación.

Por caso, insistirá ahora en decir que no hubo penetración , aún cuando la nena abusada dio detalles elocuentes de lo ocurrido, con detalles que ruborizarían al menos conservador. No obstante, es sugestivo que Fernández haya demorado tanto para negar los hechos. ¿Por qué no lo hizo en un primer momento?

En tren de desviar la atención de lo ocurrido, el ahora imputado empezó a pergeñar una dudosa estrategia, viralizando las fotos de Facebook de las nenas, donde aparecen en poses provocadoras. Por caso, su abogado presentó esas capturas este martes en la Justicia. ¿Qué demostrarían esas imágenes? No queda del todo claro, aunque queda de manifiesto que se busca poner a las víctimas en la posición de victimarias.

De todos modos, la situación de Fernández no se ha aliviado, ya que está acusado no solo sobre la base del relato de las niñas, sino también por la aparición de otras evidencias complementarias.

Como sea, mientras estas líneas terminan de escribirse desde la OAL y la Defensoría de Menores terminan de cocinar una nueva presentación judicial contra el auxiliar santarrosino. Pronto habrá novedades en tal sentido.

Al mismo tiempo, la jueza de Garantías de San Martín, Marina Cuatrini, se prepara para lo que será la audiencia de prisión preventiva, que ocurrirá presumiblemente el próximo viernes 9 de febrero. Allí se decidirá si Fernández pasa de “imputado” a “procesado”.

La decisión ya ha sido tomada, y no será nada favorable para el presunto abusador. 

Fuente: Mendoza Post

Te puede interesar